QUIÉNES SOMOS

 

La capacidad del flamenco para traspasar las fronteras del espacio e impregnar las culturas más herméticas quedó acreditada hace ahora algo más de tres años con el reconocimiento por parte de la UNESCO de su condición de patrimonio inmaterial de la humanidad.

Muestra de este carácter universal, es la pervivencia del FLAMENCO FESTIVAL NEW YORK que alcanzó en 2014 su duodécima edición, exhibiendo una vez más en diversos escenarios de la capital del mundo el arte de las principales figuras del cante, del toque y del baile.

FLAMENCO FILM FEST, con producción independiente a cargo de Mariola R. Briales, se incorporó por primera vez como actividad paralela al FLAMENCO FESTIVAL NEW YORK 2014. Ello fue posible gracias al apoyo firme de los organizadores de dicho evento, ya asentado en el devenir cultural de la ciudad, y a la colaboración del Instituto Cervantes de Nueva York, cuyo auditorio acogió las proyecciones programadas.

Sin embargo FLAMENCO FILM FEST nace con la vocación de ser un proyecto con entidad propia; independiente, pero siempre dispuesto a colaborar con cualquier institución interesada en el flamenco o en el arte audiovisual. En consonancia con ello, prosigue su camino en 2015, preparando su segunda edición en Nueva York y su primera parada en Chicago, donde FLAMENCO FILM FEST figura como actividad paralela en el marco del CHICAGO FLAMENCO FESTIVAL, contando también con el apoyo del Instituto Cervantes de Chicago.

Los objetivos específicos de nuestra propuesta pueden sintetizarse del siguiente modo:

  • Crear un nuevo público para el flamenco: En una tierra donde la imagen, la televisión y el cine resultan pilares fundamentales de su cultura, nos parece casi imprescindible completar la oferta cultural ligada al flamenco con contenidos audiovisuales. Los documentales representan una oportunidad para que el público del cine se aproxime a este arte milenario que les cautivará por siempre.
  • Fidelizar al público existente, ofreciendo una imagen del flamenco que no puede captarse en los escenarios: Quienes ya amen el flamenco encontrarán en las proyecciones una nueva perspectiva que les llevará a apreciar más lo que ya conocían. Nuestra máxima aportación consiste en la idoneidad de la imagen para romper las fronteras del escenario, y presentar al flamenco como lo que es: un arte del pueblo, acervo de hombres y mujeres de toda condición, que lo cultivan cada día en los contextos más heterogéneos y en los países más distantes.